Ropa

Una breve historia de los guantes

155views

Un arte antiguo y solitario, la producción de cubiertas de ropa de mano se ha relacionado con la sociedad humana desde los días del neandertal. Las fundas iniciales para ropa de mano parecían mitones sin refinar. Con el paso de los años, la confección de fundas de mano se convirtió en un arte aún más refinado. Se cosieron dedos articulados para proporcionar aún más maestría y simplicidad de movimiento. Mientras que la ropa de mano cubre los gremios de fabricantes cuando se controla en una cultura estresada con una mano protegida, hoy en día realmente se quedan dos. Menos aún son los patrones que se ofrecen para las fundas de ropa de mano hechas a mano. Las fundas para ropa de mano cosidas a máquina y acabadas a mano son principalmente lo que descubrirá en el mercado.

Los guantes se ven en obras antiguas, como La Odisea de Homero, en la que se dice que Laertes se pone cobertores para las manos en su jardín para evitar los arbustos. Existe cierta controversia sobre la traducción de este mensaje. En La historia de Herodoto, compuesta en 440 a. C., Herodoto explica exactamente cómo se le ofreció a Leotíquides una contraoferta en una especie de ataque con plata, que luego lo incriminó.

Con el paso de los años, la complejidad y la flexibilidad de las fundas para las manos se expandieron. Las embestidas plateadas se remontan a principios del siglo XIV. Antes de eso, se pusieron cobertores para las manos. Se mencionó que algunos caballeros se ponían cobertores de malla debajo de sus ataques en capas para mayor resistencia.

Ahora bien, si buscamos el mundo de la moda, vemos una maravillosa gama de diseños. Tanto la tela como el cuero natural mostraban elaborados bordados. A las damas del siglo XIX les encantaban las fundas de mano de ópera. ¡Una peculiaridad es que intentaron encajar sus manos directamente en las cubiertas de las manos también una dimensión pequeña! Esto requería que la mano se relajara en una posición ahuecada al cincuenta por ciento, ideal para dar la bienvenida, excepto para besar. Si alguna vez has tratado de ponerte una funda para las manos para la que eres demasiado grande, ¡reconoces el trabajo que asumieron estas mujeres! Buttonhook y alumbre en polvo proporcionaron algo de lubricación, pero aún así, antes de una ópera, se dieron cuenta de que las mujeres descansarían durante horas, persuadiéndolas de que pasaran a la derecha en fundas de ropa de mano limitadas.

Quedan pocos tomos que nos ofrezcan una comprensión real de las primeras fundas para las manos. Uno de los más respetados en la actualidad es Le Gant. La publicación, aunque está completamente en francés, expone numerosos patrones y revela un rápido crecimiento y un trasfondo de la portada de la mano. También constan de flujos que nos informan de la importancia social de la duración, así como el valor relacionado con el sexo en relación con la cubierta de mano.

Aislamiento del calor o del frío. Protección desde el suelo hasta cortes. La instigación de batallas. Declaraciones de moda atrevidas o mínimas. Los guantes se han puesto muchos sombreros, por así decirlo, a lo largo del fondo. Siguen siendo un componente totalmente indispensable de numerosas tareas en la actualidad. Por el contrario, en los últimos años ha habido una fuerte disminución en el uso de fundas para las manos como dispositivos de moda. Menos mujeres asisten a sus bailes de graduación con fundas para las manos. La moda es un punto impredecible, y el tiempo sin duda informará el futuro de las fundas para las manos.

Leave a Response

x